De comisarios y sanciones
27 agosto 2013 Si hace tiempo se ha visto que las sanciones en carrera están representando un problema para la Fórmula Uno, el GP de Bélgica representó un microcosmos de la problemática y, a la vez, dar pie a soluciones que generen verdaderas mejoras en este rubro tan polémico de la máxima categoría. Ya se ha hablado de un sistema de puntos, de comisarios permanentes y otras tantas soluciones, pero en Bélgica sobraron los ejemplos para mostrar cómo podrían funcionar estas propuestas.

Pérez sobre Grosjean

Quizá la peor sanción que han tenido en mucho tiempo por parte de los comisarios pues Pérez ganó limpiamente la posición por dentro de la curva y el francés simplemente se fue al escape para no apurar la frenada y desgastar neumáticos. No se vio siquiera intención del piloto de Lotus de seguir el trazo de la pista y en ningún momento hay un cambio brusco del mexicano, sino que se abre para tomar bien el ápice una vez superado el francés, quien debió entender que ya había sido superado y debía también bajar la velocidad y formarse atrás del tapatío. Los comisarios erraron su decisión y le costaron puntos al mexicano en un movimiento que muchos calificarían de rutina.

Maldonado sobre Di Resta

Si bien es cierto que Sutil toca a Maldonado, también lo es que el venezolano dirige el auto hacia los fosos sin percatarse que Di Resta venía junto a él y Hulkenberg detrás. Me parece claro el movimiento de Pastor (segundo 25 en el video, más claro aún en el 1:01) hacia los fosos por más que argumente haber perdido el control con el toque del alemán. El problema aquí vino en la sanción, que fue realmente irrelevante para la carrera de Pastor, por lo que podrían haberla trasladado a Italia para evitar conductas similares en el futuro del venezolano.

Gutiérrez sobre Maldonado

El joven mexicano fue sancionado por salir de la pista y obtener una ventaja para rebasar, siendo la lucha contra Maldonado el único momento que se mostró movimiento remotamente similar a algo sancionable, pero algo que hemos observado en innumerables ocasiones como la estricta sanción a Grosjean en Hungría al intentar rebasar a Massa. El punto aquí resulta en que ir por fuera de la pista no puede representar una ventaja salvo que sea para cortar una curva, como no sucedió con el mexicano y no tenía por qué ser sancionado.

Es claro que tener un comisario distinto por carrera es como tener un árbitro distinto por encuentro, pero siendo 19 grandes premios en el año y los actores (pilotos) los mismos todo el tiempo, bien podría haber una tercia de comisarios permanentes que juzguen todas las acciones en cada carrera, asegurando cierta uniformidad y criterios en sus decisiones. De la manera en que hoy está conformado el cuerpo de comisarios en cada carrera, tenemos un piloto que puede ser o no más agresivo que otro y por ende cambiar el criterio cada GP, mientras que los otros dos suelen ser los delegados locales que tienen más conocimiento político que de competencia (sobre todo en países como Corea, India y China). Siendo tres comisarios permanentes podríamos tener un piloto de antaño, uno más contemporáneo (digamos, alguien como Pedro de la Rosa, aunque tendría que dejar su puesto en Ferrari) y un tercer integrante que pudiera ser piloto o no, aunque de preferencia debería serlo, quizá de la época de los motores turbo de los 80’s ahora que estarán de regreso en la F1, para así cubrir diversas perspectivas de manejo de las épocas de la Fórmula Uno. Si Pérez fue sancionado en Bélgica, entonces lo mismo pudo suceder con Massa en Hungría en la carrera anterior o con Hamilton contra Kobayashi en el mismo lugar que el incidente Pérez/Grosjean de este año. Esa uniformidad de criterio es lo que debería buscar la FIA para el campeonato.

laplumadelzurdo@gmail.com
© CAJR / 2013
 
 
 
 
 
 
 

Grupo Notiauto
Derechos Reservados 2019
www.notiauto.com