El juego de las sillas
9 agosto 2013 Media temporada y es natural, tradicional y necesario que los rumores comiencen a circular cuando existe un mes de paro en la Fórmula Uno y los medios tienen que llenar espacios para mantener actualizada la sección de automovilismo, además que el chisme es el “deporte” más practicado en el mundo sin importar lo que diga la FIFA.

Con eso en mente, todo gira en torno a un lugar clave para el acomodo de asientos en la F1 durante la campaña 2014: el número dos en Red Bull Racing que deja vacante Webber al terminar la temporada. El año pasado el asiento clave fue el de Schumacher que destapó la salida de Hamilton a Mercedes y la subsecuente contratación de Pérez en McLaren, abriendo el espacio para Gutiérrez en Sauber además de obligar a Di Resta a quedarse un año más en Force India. Claro, todo porque antes de ello Webber decidió volver a firmar con Red Bull y Hamilton tuvo una opción menos –su preferida de hecho– para pensar en su futuro antes de dirigirse al equipo de las flechas plateadas.

Con Webber rumbo a Porsche y las míticas 24 horas de Le Mans, el asiento parecía una pelea de tres –Vergné, Ricciardo y Raikkonen– que después se convirtió en dos tras las pruebas en Silverstone cuando Vergné fue ratificado para 2014 en Toro Rosso. Sin embargo, con Alonso en la ecuación según reportes durante el GP de Hungría también se puede abrir un asiento en Ferrari para que Raikkonen regrese si decide no firmar con Lotus y el asturiano es el elegido en Milton Keynes. Así las cosas, hoy parece que Massa probablemente no regrese en 2014 a Maranello y que Grosjean difícilmente lo hará a Enstone, pues Lotus sigue buscando motores para el año entrante y Ferrari es una opción viable. Mercedes probablemente se quede con la dupla Rosberg-Hamilton mientras que McLaren hará lo propio con Pérez y Button. Di Resta no se cansa de pedir a gritos una oportunidad en un equipo grande mientras Sutil termina su contrato a finales de año y podría verse, una vez más, fuera de la Fórmula Uno.

Para acompañar a Vergné en Toro Rosso, si Ricciardo va al hermano mayor para ser compañero de Vettel, quedan los juniors Antonio Felix da Costa y Carlos Sainz Jr. en espera del asiento que pudiera quedar libre. Marussia y Caterham tiene pilotos sin contrato salvo por Pic en el equipo malayo y resulta complicado que continúen ahí con Magnussen siendo empujado por McLaren a la vez que Bianchi busca nuevamente un mejor asiento con Force India y Ferrari como opciones.

Pero a final de cuentas todo radica en quién ocupe el asiento de Webber. Red Bull Racing tiene la decisión de dar al traste con sus sistema de capacitación de pilotos al no escoger a un talento proveniente de Toro Rosso, pero por otro lado tener a Raikkonen o Alonso representaría una oportunidad casi única de emular a McLaren en 1988 además de sacar a Vettel un poco de la zona de comodidad que, a veces, parece tener dentro del equipo. Aparte, en un año con nuevas regulaciones y motores, podría pesar más la experiencia que el ímpetu de Ricciardo. Una vez tomada la decisión en Milton Keynes todo se moverá acorde al elegido siendo que Raikkonen, me parece, es quien realmente lleva ventaja para acompañar a Vettel en 2014.

En caso de ser así, Alonso se queda, Massa se va, llega Hulkenberg a Ferrari, Bianchi se mueve a Sauber en gran medida por la relación con los motores, Gutiérrez aguanta un año más pero el ruso empieza a tener prácticas los viernes, Lotus hace una oferta desesperada por Di Resta y mantiene a Grosjean mientras que Sutil se mantiene un año más en Force India con algún otro piloto. En Toro Rosso nada cambia al igual que en Williams, mientras que en Caterham y Marussia llegan nuevos pilotos entre ellos Magnussen siendo Pic el que mantiene su asiento. Claro que también podría regresar Kubica –quien ya realizó pruebas en el simulador de Mercedes– y lograr un asiento en Lotus –donde ya corrió en 2010 bajo las órdenes de Eric Boullier– o Ferrari donde Alonso podría verlo como una gran adición sin representar una amenaza real en principio, pero ello dependería de la recuperación que tenga su brazo para maniobrar en el cerrado espacio de la cabina.

Finalmente, todo es cuestión de voltear a ver la silla de Red Bull cuando deje de sonar la música, lo demás son meras conjeturas para mantenernos sanos durante el mes que duran las vacaciones de la Fórmula Uno.

laplumadelzurdo@gmail.com
 
 
 
 
 
 
 

Grupo Notiauto
Derechos Reservados 2019
www.notiauto.com