El imperio contraataca
25 julio 2013 En Alemania decidieron que Berni Ecclestone debería enfrentar a la justicia por el caso de la venta de los derechos de la Fórmula Uno a CVC y el supuesto soborno que hubo en el proceso de la misma por lo que Bernie no tardó en cerrar el trato con Red Bull para anunciar el regreso de Austria al campeonato a partir de 2014 en el circuito antes conocido como A1 Ring y en el trazado recortado de lo que alguna vez fue el Österreichring en Spielberg. La fecha señalada para el regreso austríaco fue el 6 de julio de 2014, fecha que es equivalente a la que se utilizó este año para disputar el GP de Alemania que ganó Sebastian Vettel.

El momento del anuncio no podría ser mensaje más claro de Ecclestone, sobre que no seguirá dando preferencia a Alemania para estar en el calendario, especialmente tras la situación financiera que atraviesa Nürburgring y las dificultades de Hockenheim para albergar el evento teutón todos los años, lo que llevó a ambos trazados a decidir compartir el GP alemán a partir de 2007, aunque por problemas de derechos la edición 2007 se llamó GP de Europa.

Todo esto sucede a pesar de tener Alemania al tricampeón mundial de la categoría –y probablemente tetracampeón para cuando termine el 2013– y a Mercedes como uno de los principales equipos y proveedores de motores de la Fórmula Uno, además de que sus pilotos han ganado 8 de los 13 títulos disputados en este siglo. Bernie no se anda con rodeos y manda mensajes claros –como los de apoyo a Tavo Hellmund durante el fin de semana del GP de EUA en Austin el año pasado– por lo que también puede utilizar métodos persuasivos para lograr su cometido.

En numerosas ocasiones Ecclestone ha señalado que 20 fechas por campeonato es un buen número y con Rusia y Nueva Jersey esperando su primer gran premio en 2014, más Austria ya confirmado estaríamos frente a 22 lugares para el año entrante por lo que alguien tendría que ser sacrificado y qué mejor situación que cortar al evento que le cuesta a Ecclestone y no le genera tantas ganancias como otros (Bernie exentó a Nürburgring de su tarifa millonaria este año y tiene un acuerdo para compensar las pérdidas que se generan por organizar el gran premio alemán). Si una máxima ha sido fielmente seguida por Bernie es “la tradición es buena, pero el negocio es primero”.

Su inocencia deberá decidirla el tribunal, pero por lo pronto, muchos alemanes estarán pensando en que es mejor que Ecclestone no sea juzgado a que por andar enjuiciándolo, casualmente pierdan el gran premio local como sucediera con Francia en 2009.

laplumadelzurdo@gmail.com
 
 
 
 
 
 
 

Grupo Notiauto
Derechos Reservados 2019
www.notiauto.com