Bertone probará sus baterías en las 24 Horas de Le Mans
24 julio 2019 Aunque no posee el mismo peso específico de antaño, el nombre de Bertone sigue evocando a una firma muy a tener en cuenta en la industria automotriz. Si los fabricantes italianos y carroceros parecen plantearse una especie de renacimiento la llegada de la era eléctrica, algo que está muy patente en propuestas como la de Pininfarina y su futuro Battista. No solo ellos, Gumpert presentaba su Nathalie y Lotus el EVIJA, mientras que Hispano Suiza hacía lo propio con su futuro coche alimentado por baterías, también con nombre de mujer, Carmen.

Nombres, deportividad y prestaciones puras. La empresa anglo-italiana Bertone está trabajando en numerosos proyectos y algunos de ellos prometen tener incidencia directa con la competición. Flymove Bertone Motorsport, una división de Flymove Holding Limited con sede en Londres (la confirmación de la adquisición de Bertone se producía el pasado 12 de julio tras el acuerdo con AKKA Technologies), anunciaba a través de un comunicado oficial sus intenciones de desarrollar una tecnología de intercambio rápido de baterías con la intención de que se pueda implementar especialmente en carreras de resistencia, cubriendo en este caso el tiempo en el que se desarrolla un repostaje de combustible tradicional.

Por ahora se tratan de estudios preliminares sobre su viabilidad, aunque no se oculta que una de las posibilidades que se ponen sobre la mesa es precisamente la de poder optar al prestigioso Box 56 de las 24 Horas de Le Mans, últimamente huérfano de candidatos. Los datos aportados por Bertone es que este cambio de baterías se podría completar en apenas 90 segundos después de un stint de una hora en pista.

La intención precisamente es esa, la de competir frente a los vehículos equipados por trenes motrices híbridos o motores de combustión interna. La estructura tiene grandes nombres con mucha experiencia en las carreras, liderado en este caso por el presidente Enric Codony, quien aporta una considerable experiencia de los programas de Renault Sport, mientras que el veterano de Fórmula 1, Giuseppe Dorigo, trabajará como director del equipo. En el apartado de diseño trabajan el argentino Sergio Rinland (Sauber, Benetton, Williamsy Brabham) y el granadino Carlos Arroyo Turon, todo un experto en las líneas asiáticas.

Una entrada en competición paulatina antes del gran salto:
Desde la estructura de Flymove Bertone se espera presentar su proyecto en otoño de este mismo año, realizando los primeros test con el nuevo coche, bautizado como Dianchè BSS “Endurance” en primavera de 2020 y teniendo un programa en carreras de resistencia en 2021 antes de dar el gran salto hacia el WEC y de crear su propia Copa Monomarca cuyo automóvil protagonista, el Dianchè Cube, utilice este tipo de tecnología. El otro ‘cebo’ que ha puesto Flymove Bertone es que contarán con pilotos de Fórmula 1 y de la resistencia en su equipo.

No es el único proyecto en el que trabaja Flymove ya que también quiere que el nombre de la empresa se haga un hueco dentro del automovilismo norteamericano. Es por ello que se ha planteado como posibilidad el estar en la Subida Internacional a Pikes Peak. Tras otras propuestas fallidas, es el momento de tomarse con ciertos reparos este tipo de proyecto tal y como comentamos en su momento con Brabham, aunque despierta curiosidad una visión tan distinta en la actualidad. Ahora tocará buscar los apoyos económicos necesarios para acometer un designio tan ambicioso.

”Flymove está firmemente convencido de que la tecnología BSS (Battery Swap System) es la única que puede permitir que los coches completamente eléctricos compitan por igual junto con los coches estándar en competiciones de larga distancia”.
 
 
 
 
 
 
 

Grupo Notiauto
Derechos Reservados 2019
www.notiauto.com